ÁCAROS

ácaros

Hoy hablamos sobre los ácaros. ¿Cómo son? ¿donde habitan? ¿qué daños provocan? Respondemos a todas estas preguntas.

Los ácaros junto con las garrapatas, arañas y escorpiones entran en la clase de Arácnidos, y junto con la otra clase, la clase de Insecto, pertenecen a los Artrópodos.

Los ácaros son animalitos muy pequeños, la mayoría de ellos se puede ver solo a bajo del microscopio. Algunas larvas miden menos de 100 micrones. La garrapata es el ácaro de mayor tamaño. Los ácaros adultos miden entre medio y dos milímetros.

Tienen la forma del cuerpo muy variada: algunos son alargados, otros redondos, aplanados o en forma de bola. Presentan diversidad de colores: pueden ser casi transparentes o blanquecidas, en algunas se puede ver el color de los órganos internos. Algunas cambian su color después de alimentarse.

De forma general  los ácaros se dividen en tres grupos: los parasitoformes –ácaros de gran tamaño y parásitos, por ejemplo, las garrapatas; los acariformes, como los ácaros del polvo o la sarna, los opilioacariformes o ácaros muy primitivos.

El interés parasitológico de los artrópodos deriva del elevado número de especies que viven como endoparásitos o ectoparásitos permanentes o temporales, que actúan como vectores mecánicos o biológicos o que sirven de huéspedes intermediarios pasivos de otros parásitos. Los ácaros tienen un papel muy importante en la transmisión de las enfermedades graves,  provocan las reacciones alérgicas en las personas muy sensibles, llevan a los daños económicos. Hablamos sobre algunos tipos de ácaros más importantes entre ellos:

ácaro del polvo

Ácaros de polvo

Son ácaros de vida libre y de tamaño microscópico. Los machos más pequeños que las hembras. Se encuentran a veces en nidos de aves y roedores, pero su interés radica en su presencia en el polvo domésticos, constituyendo una importante fracción de la fauna acarina presente en el mismo. Las especies Dermatophagoides pteronyssinus, D. farinae pueden ser muy abundantes en el  ambiente doméstico, sobre todo en los dormitorios ya que se alimentan con las escamas dérmicas que se desprenden del cuerpo humano. Su presencia está estrechamente relacionada con las alergias o atopias respiratorias, caracterizadas por accesos asmáticos, que sufren las personas hipersensibles frente el polvo casero.

Los Sarcóptidos

Son ácaros de menor tamaño, apenas perceptibles a simple vista, de color grisáceo o rosado. Los Sarcóptidos tienen hábitos excavadores, penetrando profundamente en la epidermis. Estas actividades minadoras producen una intensa irritación local que, complicada con la inflamación provocada por la rascadura, conduce a la aparición del cuadro típico de las sarnas.

Sarcoptes scabeie es el “arador de la sarna” del hombre, en quien las lesiones asientan preferentemente en sitios de piel fina. El prurito se acentúa por la noche, durante la cual transcurren las horas de máxima actividad de los parásitos.

Ácaros de almacén

Estos ácaros viven en los granos y productos alimenticios mal conservados. Los ácaros de almacén se pueden encontrar en polvo de las cocinas o en las despensas, y son los responsables de causar alergias y enfermedades respiratorias en aquellas personas que manipulan granos como panaderos o granjeros.

Acarus syro

se encuentra principalmente en cereales y sus derivados (harinas, etc.); Tyrophagus putrescentiae y otras especies próximas infestan habitualmente productos con alto contenido graso y proteico, como jamones o quesos, en los que también es frecuente hallar Tyrolichus casei, conocido como “ácaro de queso”.

Ácaros del suelo

Los ácaros constituyen del 70 al 90% de la población del suelo de los bosques y praderas donde hay musgo y hojarasca suelta. Estos ácaros cumplen una función importante en el ecosistema, ya que en los suelos de los bosques y praderas, actúan como degradadores y recicladores de la materia orgánica.

Piojillo de las aves

Ácaro de escaso tamaño y finos tegumentos. El nombre científico es Dermanyssus  gallinae mide unos ¾ mm, generalmente es de color gris, pero se vuelve rojizo tras ingerir sangre. Vive escondido  durante el día en las grietas de los gallineros y sale por las noches para saciarse sobre las aves en reposo. Estas acusan la acción irritante que ejercen tales parásitos, por la aparición de estados anémicos y por la reducción de puesta.

Pueden alimentarse de otras especies animales que no sean aves, como caballos. Pueden atacar a los perros, cuando acceden a zonas de gallineros infestados por este ácaro.

ácaro rojo

Acaro rojo

El nombre científico es Tetranychus urticae. También se llama a este ácaro como la araña roja. Ataca a todas las plantas, tanto de jardín, así como árboles frutales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Presupuesto online gratuito

Obtén presupuesto sin compromiso

Al enviar este formulario acepta la Política de privacidad