Chinche roja

Ha llegado el verano, una temporada muy buena para todos los animalitos poiquilotermos, incluso los insectos. En estas condiciones favorables, los insectos se reproducen sin límites y dejan la descendencia de enormes números de los animalitos iguales a sus mismos.

La chinche roja (Pyrrhocoris apterus) es un insecto que vive en la naturaleza y tiene el nombre vulgar zapatero o San Antonio. Esta especie es muy común en muchos lugares, tanto de climas fríos como templados.

Habita en huertos, jardines, parques, solares; son de hábitos diurnos; viven en los vegetales, sobre todo en las malvas, chupando la savia de las flores, pero si en la zona no hay, atacan a la coliflor y el repollo y por eso está considerada como plaga de las plantas. Esta chinche, a veces, come otros insectos y también practica el canibalismo.

El Zapatero mide un poco más de 1 centímetro (1 o 1,2 cm). Es muy difícil confundirlos con los otros insectos por el color de los élitros (son las alas anteriores, modificadas por endurecimiento), el característico rojo y las manchas negras sobre cada ala. Una mancha es más grande que la otra; pero puede ser totalmente ausente en algunos individuos.

Las larvas a veces no tienen manchas negras en la espalda y se han estudiado cambios en la pigmentación de las alas, en su mayoría reducciones de color negro, en relación a variaciones de la temperatura, genética, condiciones ambientales, lugar del hábitat y etc.

Este insecto no presenta metamorfosis, es decir de los huevos se aparecen las ninfas idénticas a los adultos pero mucho más pequeñas. Las ninfas crecen a partir de las mudas y tienen 5 estadios ninfales. La duración de un estadio al otro depende de la temperatura; en las condiciones ambientales desfavorables puede durar muchos días (más de 25 días).

Dentro de esta especie existe el dimorfismo sexual que consiste en las diferencias del tamaño: las hembras son más grandes que los machos y pueden medir de 7 a 12mm mientras que los machos de 6,5 a 10mm. El tamaño de la larva y del adulto depende del tamaño del huevo de cual fue eclosionado la larva y si el huevo fue más pequeño, más pequeña será la larva y el insecto adulto. Las larvas de menor tamaño son muy vulnerables y tienen pocas posibilidaded para la supervivencia por la causa de canibalismo. Las temperaturas ambientales, edad de la hembra y las condiciones de humedad tienen su influencia sobre el tamaño del insecto.

El ciclo de vida natural (el periodo desde el huevo hasta la madurez) tiene una duración de 2 a 3 meses.

Esta chinche es inofensiva para los humanos, por la excepción de los daños que hace a algunos cultivos en las condiciones de ausencia de las flores o plantas que normalmente infestan. A veces, cuando la reproducción se dispara, pueden entrar en las terrazas o dentro de la vivienda. Pero, en este caso, las mismas personas pueden controlar la aparición de la chinche roja dentro de sus vivienda y prevenirla creando las barreras físicas.