Como son y como cazan las arañas

Es habitual encontrar las redes de hilos de seda que ciertas especies utilizan para capturar a sus presas.
Vamos a observar cómo es el cuerpo de estos artrópodos.


Lo primero que llama la atención es la clara división de su cuerpo en dos regiones o tagmas.
La parte más pequeña situada en la zona anterior del cuerpo se denomina prosoma y la posterior más voluminosa es el opistosoma.
Las arañas tienen seis pares de apéndices que corresponden a los cuatro pares de patas, los pedipalpos y los quelíceros.
Como podemos ver todos ellos se insertan en la parte ventral del prosoma
Las patas sirven para la locomoción
Los pedipalpos son unos apéndices cortos que no intervienen en los desplazamientos.
Cuando se mueven los llevan levantados delante del cuerpo.
Estos apéndices tienen funciones sensoriales y olfativas.
Los machos de numerosas especies los utilizan para introducir la bolsa de esperma en el cuerpo de la hembra durante la reproducción.
Los quelíceros están situados delante de la boca y sirven para sujetar el alimento, además tienen una pieza en forma de uña que está conectada a una glándula venenosa.
En la parte ventral del opistosoma las arañas tienen unas estructuras llamadas hileras.
En ellas desembocan al exterior las glándulas productoras de seda.
Con la seda las arañas pueden envolver las presas, hacer los capullos donde depositarán los huevos y construir los nidos o las redes con las que capturarán sus presas.
En la imagen de esta araña de jardín que está alimentándose observamos cómo usa los quelíceros para sujetar la comida y, si nos fijamos bien, podemos ver una de las uñas con la que produce las picadas. También podemos observar los ocho ojos simples que tiene esta especie 4 agrupados en una posición central y dos más a cada lado.
A pesar de tener tantos ojos su sentido de la vista es muy pobre y…. ¿como cazan las arañas?

La araña de jardín, así como la araña avispa, entre muchas otras especies, permanecen quietas en la red a la espera de que algún insecto quede retenido en ella.
Cuando esto ocurre se dirigen hacia la presa para envolverla con una capa de seda.
Es una maniobra rapidísima. Necesita unos pocos segundos para recubrir al insecto con una capa pegajosa de la que no podrá escapar.
De esta manera el insecto queda inmovilizado.
Las arañas cuando capturan una presa, utilizan las patas delanteras para sujetarse a la red mientras que con el segundo y tercer cuarto hace voltear la presa y con el cuarto va moviendo y distribuyendo el hilo que va segregando.
Cuando se alimentan las arañas no despedazan a sus presas sino que con los quelíceros les inyectan veneno para
paralizarlas y enzimas que digieren los órganos y los tejidos de la víctima.
Transcurrido un cierto tiempo empiezan a succionar lentamente el cuerpo de sus presas.
A pesar de su mala fama las arañas son beneficiosas puesto que juegan un papel trascendental en el control de las poblaciones de muchos insectos.