Control de garrapatas en mascotas, en el patio, en casa y control químico

Continuando con el artículo de la semana pasada sobre el protocolo de garrapatas, a continuación vamos a tratar los diferentes tipos de control a tener encuenta.

Control de garrapatas en mascotas

La segunda necesidad de control es en las mascotas. Si las mascotas viven en el hogar, es especialmente importante que sean debidamente protegidas, ya que también pueden transportar la plaga hacia la casa, exponiendo al contagio a toda la familia. Revisar bien la mascota después de volver a la casa que hayan estado en áreas infestados de garrapatas. Si la mascota tiene las garrapatas- tienes que hablar con su veterinario acerca de las opciones para el control de garrapatas en sus mascotas.

Control de garrapatas en el patio

El control de las garrapatas en los patios puede ayudar a aliviar el estrés de manera que te permite bajar tu guardia alrededor de la casa. En el patio se puede aplicar el producto químico. Antes de aplicarlos, sin embargo, asegúrate de considerar la seguridad de estos productos químicos en los jardines, sobre todo cuando se cosechas frutas o verduras para comer.

El césped bien mantenido y cortado, la eliminación de vegetación boscosa cercana y un mantenimiento adecuado, y las plantas de jardín arreglado sea un hábitat inhóspito para las garrapatas. Además, desalentar la presencia de animales silvestres mediante sellar las contenedores de basura y mantener los alimentos fuera del alcance de animales domésticos puede ayudar.

Sin embargo, si el problema es grave y los pesticidos químicos deben ser utilizados, existe un listado de productos más seguros para este fin. Carbaril, permetrina, deltametrina, ciflutrina se consideran moderadamente seguras para su aplicación en el patio. Utilizar solo los productos registrados.

Garrapatas en casa

Una plaga de garrapata dentro de la casa no es común y normalmente se causa cuando una mascota tira uno de estos animales y éstos dejan huevos. Una vez infestada, es difícil deshacerse de la garrapata. Afortunadamente, las garrapatas no son tan persistentes como las pulgas y a menudo se puede deshacerse de ellas con un tratamiento. Algunos pasos higienicosanitarios pueden ayudar para controlar las garrapatas:

– Ordenar la casa, ya que estos animales se esconderán en cualquier lugar. Recoge lo que esté en el suelo y no dejes ropa sucia esparcida
– Lavar la ropa sucia y la ropa de la cama en agua muy caliente
– Aspirar y limpiar bien toda la casa. Después de aspirar cerrar bien y tirar la bolsa de la aspiradora
– Cuando la casa esté ordenada y limpia puedes llamar a la empresa de control de plaga para que el técnico haga el tratamiento profesional: aplicar el biocida para eliminar el resto de los huevos y los adultos.

Control químico

El uso de productos acaricidas que matan a la garrapata en la etapa de vida parasitaria es el medio de la lucha más difundido en el mundo. Está basado en el conocimiento del ciclo biológico del parásito y tratar de evitar que las formas parasitarias lleguen al estado reproductivo, previniendo su caída al suelo, y de esta manera evitar que haya reinfectación de la pastura por larvas.

Los biocidos de elección deben contener el inhibidor de crecimiento específico, por ejemplo, Fluozurón, se caracterizan por interferir principalmente en la formación de la quitina, impidiendo la formación de la cutícula del parásito, considerándose inhibidores de las mudas y del crecimiento.