Las Naciones Unidas instan a comer insectos para luchar contra el hambre mundial

Según un nuevo informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), publicado a mediados de año, la ingesta de insectos podría ayudar a combatir el problema de la desnutrición y reducir la contaminación.

Aunque parezca extraño, un alimento común

En los países en desarrollo y tropicales consumir insectos es una práctica aceptada, mientras que en el mundo occidental la reacción es a menudo de asco. La idea que personas recurren a comer insectos a causa del hambre es una percepción errónea de parte del occidente ya que a menudo estos son considerados una delicadeza.

Una de las preguntas es por qué los insectos no son consumidos en el mundo occidental. Los insectos son animales “de sangre fría”, y la mayoría de las especies tropicales de insectos son más grandes de las que viven en climas templados y fríos. Además, las regiones tropicales tienen un alto nivel de diversidad de insectos y la mayor parte de los insectos comestibles se encuentra todo el año. Esto no ocurre en regiones de clima frío o templado donde las poblaciones de insectos dejan de desarrollarse bajo condiciones frías y se hibernan. Otra motivo es que ellos normalmente no aparecen de manera masiva, como por ejemplo, los enjambres de cigarra. Las personas de las zonas frías y templadas viven menos en contacto con la naturaleza comparado con las de zonas tropicales.

La actitud occidental que considera primitivo o salvaje comer a los insectos no ha incentivado a los países en desarrollo a colocarlos entre las prioridades en la agenda de la asistencia al desarrollo. Los donantes occidentales, por consiguiente, descuidan a los insectos como una fuente posible de alimento. De hecho, a raíz de la urbanización en países en desarrollo el estilo de vida occidental es copiado a menudo, desalentando estas prácticas.

¿Qué insectos?

Hay más de 1900 insectos comestibles y los más importantes están en las órdenes de Coleóptera (escarabajos), los Lepidópteros (mariposas y polillas), Himenóptera (abejas, avispas y hormigas), Ortóptero (saltamontes y grillos), Isóptera (termitas), Hemíptero (bichos verdaderos), y Homóptera (cigarras). Cifras atendibles indican el consumo de 250 especie de insectos en África, 549 en México, 180 en China, y 160 en el área de Mekong. Aunque Japón no es un país tropical, varias especies de insectos son alimento popular, y en particular las avispas.

Una buena fuente de alimento

El valor nutricional de los insectos no difiere del valor nutricional de otras fuentes de carne como pollo, ternera, cerdo y pescado. De hecho los niveles de proteína son a menudo más altos en los insectos y el contenido proteínico crudo en muchas especies está por encima del 60%. El dermatoesqueleto de la quitina comprende sólo una pequeña parte de la biomasa total (<10%) e incluso puede ser digerido. Los análisis de los componentes de la proteína de los insectos revelan la existencia de todos los aminoácidos esenciales, sin embargo, su composición varía con la especie de insecto. Una dieta mezclada de un alimento básico de ciertas especies de insecto aumenta la calidad de proteína a causa de efectos de suplementación. Los insectos son también ricos en grasas (proporcionando una fuente buena de energía), vitaminas (en particular vitamina B) y minerales (como hierro y zinc). Los estudios muestran que ciertos insectos son fuente esencial de ácidos grasos, como ácido de linoleico. Como tales, los insectos podrían ser mejor para la salud humana que la carne de ganado.

La contribución de la ganadería y especialmente del ganado vacuno a los problemas de medio ambiente es muy severa. La demanda mundial de productos de ganado se duplicará durante los próximos 50 años (de 229 millones de toneladas entre 1999/2001 a 465 millones de toneladas hasta el 2050), mientras que la producción ganadera ya cuenta con 70% de todo el terreno agrícola. El sector de la ganadería contribuye grandemente a las emisiones de gases de invernadero, tales como, CO2 , CH4 y N2 O. Utiliza también el 8% del total de agua y la mayor parte de esto para cultivos forrajeros e irrigación de tierras de pastoreo. La ganadería es uno de los principales factores de la deforestación y un elemento importante de la perdida de la biodiversidad en Europa.

Ya que los insectos son de “sangre fría”, tienen un alto grado de conversión alimenticio, por ejemplo, los grillos requieren seis veces menos comida que el ganado, cuatro veces menos que las ovejas, y dos veces menos que los puercos y los pollos de engorde para producir la misma cantidad de proteínas. Ellos también emiten menos gases de invernadero que el ganado convencional. El metano, por ejemplo, es producido sólo por algunos insectos como las cucarachas. En muchos casos los insectos puede ser criados en los desechos orgánicos. El rendimiento en carne después del procesamiento es también mucho más alto para los insectos (Ej. los grillos 80%) que para la carne de ternera (55%), de cerdo (70%) o de cordero (35%). Los insectos comestibles son una válida alternativa a la producción convencional u otras fuentes de proteínas, ya sea para el consumo humano o indirectamente como materia prima.

Oportunidades de subsistencia

Varias personas, en su mayoría mujeres y niños, recolectan una amplia gama de diferentes insectos comestibles en los bosques y otras áreas cercanas. La recolección de los insectos se realiza principalmente con fines de subsistencia, pero también para la venta en los mercados locales. Casi todos los insectos que se consumen son de origen silvestre. La información sobre la cantidad de insectos comestibles, ingeridos y lo mucho que contribuyen a la subsistencia es escasa. Debido a la estacionalidad de la mayoría de los insectos comestibles cosechados, estos proporcionan alimentos e ingresos sólo por un corto período del año. Sin embargo, en algunas regiones de África, el consumo de insectos se ha estimado que fluctúa desde 2 hasta 30 por ciento del consumo de carne durante un año, dependiendo de la disponibilidad de las especies de insectos. La comparación se puede hacer con verduras de verano y de invierno. En algunos países, como Tailandia, Laos, Vietnam y China, algunos insectos son “de granja” para generar ingresos en efectivo. Se han generalizado granjas de grillos en Tailandia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Presupuesto online gratuito

Obtén presupuesto sin compromiso

Al enviar este formulario acepta la Política de privacidad