Perros detectores de chinches

perro detector de chinches

Todos nosotros sabemos que los perros, como animales superiores muy inteligentes, ayudan a los humanos en muchas actividades diferentes. La gente utiliza a los perros entrenados para detectar la presencia de droga, sustancias explosivas, armas de fuego, dinero, evidencias de un crimen, restos humanos, descubrir a los supervivientes de un terremoto enterrados bajo 10 o 12 metros, detectar enfermedades importantes (cáncer o diabetes) y, últimamente, para detectar plagas, como chinche de cama, termitas o roedores. Y todo esto gracias al sentido del olfato o del olor que tienen. De todos los sentidos, el olfato es que los perros tienen más desarrollado; los receptores olfativos (los perros tienes entre 200 y 300 millones y los humanos solo cinco millones) les permiten tener una sensibilidad de un millón de veces mayor que el ser humano para algunos olores.
En el sector del control de plagas los perros entrenan especialmente para detectar el olor de la chinche de cama. La chinche es un insecto muy pequeño (5 mm de longitud), su forma aplanada le permite esconderse en cualquier grieta o agujero pequeño de la pared o del mueble. Puede encontrarse en el colchón, somier, ropa de cama, cortinas, marcos de cuadros, enchufes, teléfono, etc. A menudo, para buscar la chinche un profesional necesita una o varias horas, mientras que un perro entrenado, utilizando su olfato, puede encontrarla en dos minu