Sintomas de la legionela

La enfermedad de la legionella puede ser complicada de diagnosticar porque sus síntomas son parecidos a la neumonia, y  se ven similares en una radiografía de tórax. Produce dos tipos de enfermedades, una más leve, llamada fiebre Pontiac, y otra más grave,  la enfermedad de la legionella.

El tiempo que pasa desde la llegada de la bacteria al paciente y el avance de la enfermedad de la legionella es de 2 a 10 días. Aparecen síntomas similares a una gripe.

SINTOMAS

 

Las pruebas de laboratorio indican que los riñones de estos pacientes no funcionan correctamente. La radiografía del pecho muestra siempre una neumonía ; se necesitan otras pruebas para establecer su diagnóstico. Los brotes de legionelosis salen cuando las personas han inhalado aerosoles que contienen agua contaminada con la bacteria de la legionela.  La legionelosis no se transmite de persona a persona y no hay pruebas de que los coches o en las unidades de aire acondicionado domésticas, puedan provocar legionela.

TRATAMIENTO

Hay que tratar al enfermo de legionella con los medicamentos adecuados. En los casos más severos, se puede utilizar otro tipo de medicamento menos fuerte, ya que la enfermedad e este caso no esta tan avanzada. La enfermedad de Pontiac no requiere un tratamiento específico.

PREVENCION

Durante las epidemias, los médicos tratan de identificar de donde proviene  la enfermedad, hacen recomendaciones adecuadas de prevención y toman medidas de control, como la descontaminación de la fuente de agua. Las investigaciones darán en el futuro otras estrategias de prevención adicionales.