El sector sanitario es unos de los sectores donde las actividades de control de plagas deben efectuarse continuamente y donde el umbral de infestación de cualquier tipo de plaga debe ser 0.

La plaga de los insectos y roedores es insoportable en las paredes de los hospitales, residencias de la tercera edad, clínicas privadas, centros de salud, etc.  Y esto sin hablar sobre los quirófanos donde las condiciones deben ser estériles.

La plaga existente en el sector sanitario perjudica a la salud de los pacientes y del personal. Las cucarachas, hormigas,  contaminan la alimentación y transmiten enfermedades; las chinche de la cama dejan picaduras molestas y hacen daño a la reputación; los roedores contaminan los productos almacenados con su orina y saliva, transmiten enfermedades, roen todo y pueden provocar incendios.

La plaga deja bacterias y otros microorganismos en los equipos  médicos, gasas, catéteres, jeringuillas, goteos intravenosos, otros equipos difícil de esterilizar que luego entran en contacto con los pacientes y, a menudo, con el corriente sanguíneo, provocando infecciones nosocomiales (infección contraída por pacientes ingresados en un recinto de atención a la salud). Sabemos, que la mayoría  de los pacientes ingresados en el hospital son personas vulnerables a cualquier tipo de infección por la supresión del sistema inmune natural y una bacteria que no afecta a la persona sana puede perjudicarla.

Y, simplemente, ver la cucaracha, chinche de la cama, pulga, rata o ratón trae sensaciones desagradables, pérdida de confianza por parte de pacientes y, como resultado, perdida de reputación.

Todoplagas realiza el control de plagas en todos los establecimientos del sector sanitario: hospitales, clínicas dentales, clínicas estéticas, centro de salud primaria, residencias de ancianos, etc. Tenemos la atención personalizada a cada cliente y mucha experiencia en este tipo de trabajos.

¡Contacte con nosotros!