Cada vez que visitamos un museo, nosotros disfrutamos de los artículos existentes ahí, por ello es importante saber que se ha realizado el control de plagas en museos. La atmósfera de un museo nos llena de sensaciones extrañas; nos permite recibir los conocimientos, imaginaciones o descubrimientos de como era la vida durante de los siglos anteriores; tener la información sobre la evolución de nuestro planeta durante millones de años o del desarrollo de la civilización humana, tocar los fósiles, mirar los dinosaurios que vivían en Mesozoico y muchas -muchas cosas más. En los museos nosotros recibimos una gran dosis de educación estética o ambiental. Es en ellos guardan, conservan y exhiben objetos de valor científico, patrimonial, histórico, didáctico. Es decir, un mueso, es un lugar específico que dar a conocer el mundo en general desde su inicio hasta el día de hoy.

En el mismo tiempo no tenemos que olvidar que todos los artículos almacenados son muy vulnerables. La sociedad humana, empleados de los museos, amantes de la belleza o, simplemente, los visitantes guardan estos “conservadores del tiempo”. Para la conservación en los museos es de vital importancia es mantener en el mejor estado las piezas que se atesoran en ellos. Estos ejemplares los constituyen los materiales variables y, según este material y su valor, requerirán uno u otro grado de mantenimiento. Las colecciones de los museos están expuestas a las acciones de múltiples agentes agresivos que los deterioran. El polvo, oxígeno, calor, frio y otros aspectos físicos juntos con la plaga en forma de hongos, microorganismos, insectos y roedores hacen daños a los artículos guardados, por lo tanto es necesario un control de plagas adaptado al lugar.

Los insectos considerados como plagas que frecuentan un museo son: escarabajo de museo Anthrenus museorum, una plaga que puede provocar el daño a los artículos de museo o las muestras biológicas almacenadas; cucarachas que pueden comer la pintura de los cuadros o sus marcos,el pececillo de plata, Lepisma saccharina, que causa daños en los libros guardados y productos textiles, le gusta la pintura y el material que se emplea en la encuadernación de libros; polillas. El ratón doméstico y la rata negra y gris son las plagas que pueden hacer muchísimo daño en los museos.

Nuestra empresa de control de plagas Todoplagas es capaz del control de plagas en museos y de proteger los artículos de valor histórico y científico que se atesora en los museos. Nuestros aplicadores-técnicos tienen costumbre trabajar en cualquier lugar infestado y actuar según el lugar: esto puede ser tanto el sistema de alcantarillado como el sitio muy delicado y bonito – un museo.

¡Contacte con nosotros!