Las tiendas pequeñas de productos alimenticios, carnicerías, panaderías sufren, por una parte, los ataques de insectos (cucarachas, hormigas, insectos de productos almacenados) y, por otra parte, los ataques de roedores. Cada año los perjuicios provocados por la plaga en los pequeños comercios de alimentación se calculan en miles de euros, la perdida de la reputación buena y, como consecuencia, los clientes.

La mayor amenaza viene de las cucarachas, insectos voladores, insectos de productos almacenados y roedores. Las cucarachas contaminan la alimentación, dejan excrementos, restos de la quitina, saliva en cualquier sitio, que provoca las alergias en las personas sensibles; y trasmiten enfermedades. La mosca de la fruta perjudica a las frutas, picándolas, y aumenta las pérdidas para los propietarios de este pequeño negocio. Los insectos de los productos almacenados a veces son una pesadilla para las panaderías y pastelerías. Los roedores pueden aparecer en cualquier sitio y momento.

La alimentación y el refugio son esenciales para la supervivencia de la plaga y en los pequeños comercios, cuya actividad está relacionada con los productos alimenticios, los organismos nocivos se encuentran todo.

Como vemos, el control de la plaga es importante en cada sector; ningún establecimiento no puede impedir la invasión de la plaga sin intervención de un profesional del sector de control de plagas. Nosotros garantizamos la atención personalizada a cada cliente; el trabajo rápido y serio. Tenemos mucha experiencia y ya hemos ganado la confianza por parte de nuestros clientes en todos los sectores.

¡Contacte con nosotros!