La plaga de carcoma Sevilla amenaza edificios históricos.

carcomaLa carcoma es un insecto perteneciente a la familia de los coleópteros, que en su fase adulta muta de larva en escarabajo. Este insecto pertenece a la categoría de los xilófagos, entre los que se encuentran todos animales, insectos u hongos que se alimentan de maderas. La carcoma Sevilla, como curiosidad, además de alimentarse, viven en la misma madera.

Al revés que otros xilófagos, la carcoma no busca la madera en los arboles, sino en las estructuras u objetos construidos con ellos como materias primas. En España se encuentran tres tipos de carcoma, diferenciados por sus características físicas y el tipo de madera del que se alimentan:

  • Carcoma común (Anobium punctatum): Esta carcoma es la más común y se conoce vulgarmente como la de los muebles. Atacan a cualquier tipo de madera, y es una de las principales responsables de los daños producidos en todos los puntos de España. Esta carcoma Sevilla produce grandes daños en las casas, y en la madera ornamental.
  • Carcoma gigante (Hylotrupes bajulus): pertenece a la familia de los cerambícidos, y son conocidos comúnmente como carcomas gigantes por el gran tamaño de sus larvas y escarabajos en comparación con las otras especies. Esta carcoma se alimenta de la madera procedente de la albura de coníferas secas y utilizadas en obra. Esta carcoma Sevilla se puede encontrar en carpinterías y tarimas y normalmente ataca a las maderas más jóvenes, teniendo una incidencia casi nula en las más antiguas.
  • Líctido (Lyctus brunneus): Conocida como la polilla de la madera, es un escarabajo muy parecido en tamaño a la carcoma común, pero es originaria del Pacífico. Esta carcoma Sevilla es muy común en las ciudades de todo el mundo ya que se alimenta de las maderas que forman el parquet y contrachapados.

La carcoma, aunque no es un insecto peligroso para la salud, cuando pasa un tiempo sin tratarse y se tiene una plaga lo suficientemente grande, si puede serlo para el mantenimiento de sus muebles u objetos de madera. Por ello, desde Todoplagas recomendamos que se cuente con una empresa de confianza, para aplicar las técnicas de control de la plaga de carcoma Sevilla, ya que si no se erradica de forma total, vuelve a salir con más fuerza.

Señales de carcoma Sevilla

La carcoma Sevilla si no se controla a tiempo puede hacer grandes desperfectos irrecuperables a edificios y monumentos, como tallas o tronos, de madera. Además, tal y como explican los expertos en madera, si no los objetos infestados de carcoma Sevilla no se tratan de la forma correcta y por expertos, es muy difícil poder acabar con estos insectos, por lo que recomiendan contar con empresas fiables, como Todoplagas, para acabar con el problema.

Aunque la carcoma es difícil de ver, si hay una serie de señales que ayuda a conocer si se está teniendo un problema;

  • Aparición de serrín; Si se encuentran montoncitos de serrín cerca de los objetos de madera, es una señal de que se puede estar sufriendo una plaga de carcoma. Este serrín son los restos de la madera que sirve como alimento a las larvas, así como el sobrante de los túneles que construyen para su movilidad.
  • Agujeros en la madera; estos agujeros significan que esa madera tiene y ha tenido larvas de carcoma, pero además, como los realizan los escarabajos antes de salir al exterior para desovar, también dan a entender que el resto de estructuras u objetos de madera que estén cerca, tienen peligro de estar contagiados.
  • La scleroderma doméstica. Este insecto parecido a las hormigas es señal inequívoca de que se está sufriendo una plaga de carcoma Sevilla. La scleroderma doméstica es el único parásito de la carcoma, ya que su fuente de alimentación son sus larvas.
¡Contacte con nosotros!