Los microorganismos en la Naturaleza

Los hábitats naturales de los microorganismos son extremadamente diversos. Cualquier hábitat que sea adecuado para el crecimiento de organismos superiores, también lo es para el crecimiento de microorganismos. Pero, además, hay muchas hábitats donde, debido a las extremas condiciones físicas o químicas, no se encuentran los organismos superiores; sin embargo en ellos pueden existir los microorganismos que, en algunos caso, incluso, mejor crecen allí. Los microorganismos habitan las superficies de organismos superiores y algunos pueden incluso vivir en el interior de las plantas y animales. En dichos hábitats sus poblaciones pueden ser numerosos y ser muy beneficiosos para la planta o animal en relación a su nutrición. Por otra parte algunos microorganismos son patógenos y causan daño a su hospedador.

legionela

Hay cinco grupos de los microorganismos: bacterias, algas, hongos, protozoos y virus.
Excepto por el tamaño, estos grupos no están relacionados entre sí; solamente tienen una propiedad en común: su pequeño tamaño.
Si estos organismos no están relacionados entre sí, entonces ¿por qué se les agrupa en una materia denominada microbiología para estudiarlos de manera conjunta? La respuesta es de tipo práctico: las técnicas para identificar, cultivar y estudiar los grupos de legionela-2microorganismos son semejantes.
Las diferencias fundamentales entre los grupos radican en su estructura. Las bacterias son células, pero son procariotas, que significa “antes de núcleo”. Las algas, hongos y protozoos, al igual que las plantas y animales, son eucariotas, que significa “núcleo verdadero”Tienen un núcleo rodeado por una membrana y otras estructuras internas definidas por membrana, denominadas orgánulos y órganos diminutos. Los virus sonacelulares.

Esto es: un virus no es una célula, es solamente un pequeño paquete de ácido núcleo, la forma química de información genética, envuelto en una cubierta, generalmente, formada por proteína.

1. Bacterias

Las bacterias se diferencian del resto de los organismos por su estructura celular procariótica (no tiene núcleo verdadero en la célula). En lugar de las estructuras internas rodeadas de membranas que caracterizan a las células eucariotas, los procariotas están rellenos de un material uniformemente granuloso. La mayoría de las bacterias son unicelulares (células individuales). Una célula bacteriana típica sólo tiene una milésima parte del volumen de una célula eucariota típica.

Fue en los años setenta, cuando descubrimos que los procariotas constituyen dos grupos extremadamente diferentes: LasArqueobacterias (su nombre significa “bacterias antiguas”) y las Eubacterias (el nombre significa “bacterias verdaderas”).

legionela-3

La distancia evolutiva entre las dos se refleja en su composición química diferente. Superficialmente, son semejantes en aspecto y tamaño. Entre laseubacterias existe una gran diversidad.

La mayoría de las especies tienen una morfología celular característica; puedes ser esféricas,
con forma bacilar, helicoidales, con forma de coma e incluso cuadrada. Algunas bacterias son móviles, otras no lo son.

Algunos obtienen energía utilizando compuestos orgánicos (alimentos), del mismo modo que los animales; otras obtienen la energía mediante la fotosíntesis, como las plantas. Además, otras usan materias inorgánicos, como el azufre o el hierro, para obtener energía.

legionela-4

Algunas bacterias pueden crecer a temperaturas del orden de -20ºC, inferiores al punto de congelación del agua, mientras otras se desarrollan en ambientes en los que la temperatura alcanza los 110ºC, superior al punto del ebullición del agua. Algunas crecen mejor en condiciones más ácidas, como el zumo del limón, en tanto que otras encuentran favorables ambientes más alcalinos que el amoniaco doméstico.

Nos acordamos de las bacterias por las enfermedades que causan, desde intoxicaciones alimentarias y síndrome de choque tóxico a la sífilis y fiebre tifoidea. Es verdad que las bacterias pueden a veces causar la muerte, pero también hacen posible la existencia de plantas y seres humanos, así como de otros animales, manteniendo el ambiente y la atmósfera en un equilibrio que permite la vida.

Legionella pneumophila

legionela-5

Clasificación científica
Dominio: Bacterias
Filo: Proteobacteria
Clase: Gammaprotteobacteria
Orden: Legionellales
Familia: Legionellaceae
Género: Legionella

Legionella es una bacteria Gram negativa con forma de bacilo delgado, con requerimientos nutricionales complejos, incluido un elevado requerimiento del hierro, y es inmunológicamente distinto de cualquier otro patógeno asociado a infecciones respiratorias. Las células tienen aproximadamente 0,6 micrómetros de diámetro.

La mayoría de las especies helicoidales y disponen de una a tres flageles polar y lateral. Existen 48 especies dentro del género legionaria y un total de 78 serotipos de los cuales el más importante por sus implicaciones médicas es Legionella pneumophila. Las Legionellas son bacterias aerobias (viven con presencia de oxígeno-O2) y utilicen los aminoáidos para la energía. Además, muchas especies de Legionellas como Legionella lytica, son parásitos de las células eucariotas y adquieren la energía de su huésped. La Legionella no forma esporas, hay dos fases principales del ciclo de vida. El primero se denomina la fase replicativo, durante de este periodo la bacteria tiene menos toxicidad. En la segunda fase, que se llama la fase de infección, la bacteria se queda más corta y más delgada. Se desarrollan los flagelos y la mayor toxicidad.

La Legionella causa la enfermedad de legionario o Legionelosis, que se presenta como neumonía típica y la otra enfermedad, fiebre de Pontiac, que es una enfermedad sistémica y de pronostico leve. La transmisión de la bacteria al hombre se produce básicamente por inhalación de aerosoles, que contengan gran número de las bacterias. Esta bacteria puede crecer en el rango muy amplio de la temperatura , pero su temperatura óptima de crecimiento es entre 25-40º C.
En altas cantidades puede crecer en las aguas dulces. Las piscinas, torres de refrigeración, aire acondicionado, duchas, fregaderas de grifo son principales fuentes de Legionella.

Un poco de la historia de la Legionella pneumophila

Legionelosis es una enfermedad, cuyo agente etiológico es Legionella pneumophila, debe su nombre al hecho de haberse reconocido por primera vez como enfermedad con entidad propia a partir de un brote de neumonía que tuvo lugar durante una convención de la Legión Americana, en el verano 1976. Esta “misteriosa enfermedad” entonces desconocida causó la enfermedad en 221 personas y mató 34 personas. El brote se detecto primero en las personas que asistían a una convención de la Legión Americana, una asociación de militares de EE.UU. Esta epidemia entre los veteranos de guerra EE.UU. fue ampliamente difundida y ha causado muchas preocupaciones en Estados Unidos. En 1977, 18 de enero el agente causal fue identificado como una bacteria antes desconocida, posteriormente llamada Legionella y la especie que causó el brote fue nombrado Legionella pneumophila. Esta bacteria provocó el proceso potencialmente fatal, una infección respiratoria y a esta enfermedad la han dado el nombre Legionelosis, enfermedad de legionario y también fiebre Legión.Más de 90% de los casos de legionelosis son causados por Legionella pneumophila.

Entre otras especies de Legionella se puede citar, por ejemplo, Legionella longbeachae, Legionella feeleii, Legionella micdadei y Legionella anisa que pueden provocar un proceso infeccioso no fatal, Fiebre de Pontiac, es una influenza aguda. Estas especies pueden ser presenten en el suelo o en agua, mientras que L. pneumophila sólo se encuentra en los medios acuáticos, donde esta en el simbiosis con las amebas. Sus temperaturas de desarrollo están en el rango entre 25 y 45º;C, con una temperatura óptima de 35ºC. Durante de infección, la bacteria invade los macrófagos y las células epiteliales del pulmón y se replica intracelularmente.

Patogénesis y fuentes de infección

Legionella vive dentro de amebas en el entorno natural y esto es una característica particular de Legionella. Lo mismo pasa y durante la infección en los macrófagos alveolares pulmonares humanos. Al igual que los macrófagos, las amebas pueden ingerir las bacterias por fagocitosis.

legionela-6

Después de la ingestión las bacterias localizan a una membrana donde crecen y adquieren la motilidad antes de la liberación de la célula.

En los seres humanos se transmite por inhalación cuando la persona se inhala las aerosoles de agua o de tierra que contienen estas bacterias.

Los estudios epidemiológicos han mostrado que la Legionella se encuentra habitualmente en las torres de refrigeración de las instalaciones de aire acondicionado y que, a partir de estas fuentes, se pueden desprender aerosoles que dispersan a los microorganismos. Curiosamente, aunque aparentemente se dispersa por el aire, no existe ninguna prueba de una transmisión directa de Legionella de persona a persona. Las temperaturas favorecen para el crecimiento de Legionella. Además de torres de refrigeración y condensadores evaporativos de sistemas de aire acondicionado grandes también las fuentes ornamentales, tanques de agua caliente, piscinas (especialmente en los países escandinavos), sistemas de agua caliente sanitaria, fuentes y difusores similares que toque en un servicio público, bañeras de hidromasaje, fuentes de aguas termales, humidificadores ambientales, material terapéutico respiratorio y de otro tipo, túneles de lavado de vehículos pueden ser las fuentes de infección. Las fuentes naturales de la transmisión de esta bacteria incluyen también lagunas de aguas dulces y arroyos.

legionela-7

Los brotes de esta enfermedad se han producido en todo el mundo. Sin embargo, esta enfermedad generalmente se presente como casos individuales y aislados. El máximo número de casos de legionelosis tiende a producirse en los meses de verano, cuando el aire acondicionado se utiliza masivamente. Más recientemente se han observado una tendencia a una mayor incidencia de la enfermedad de los Legionarios al final de otoño y comienzos de invierno, puede sugerir la existencia de vehículos alternativos para la transmisión de la enfermedad. En conjunto la incidencia de la legionelosis ha ido creciendo paulatinamente. Sin embargo, es posible que hasta el 90% de los casos no se hayan declarado.

Las infecciones por Legionella pueden ser totalmente asintomáticas y a veces sólo se manifiestan con síntomas leves de dolor de cabeza y fiebre.

La incubación de la bacteria puede durar hasta dos- tres semanas y los síntomas similares a la gripe:
-trastornos abdominales
-fiebre
-tos seca
-escalofríos
-dolores musculares
-náuseas

También pueden presentar otros síntomas de neumonía.

Epidemiología

La mayorí;a de los casos de neumonía debida a Legionella se producen en personas de edad avanzada, cuya resistencia ha estado previamente comprometida, los ancianos y no es una amenaza para las personas sanas. También tienen más riesgo de padecer la enfermedad los fumadores con las enfermedades pulmonares crónicas, las personas con trasplantes y los que acaban de pasar por el quirófano. La incidencia es mayor en personas que están recibiendo tratamiento con corticosteroides. Es de dos a tres veces más frecuente en varones que en mujeres y es rara en niños.

Además, ciertos serotipos de Legionella (se conocen ocho), están más fuertemente asociados a la forma neumónica de la enfermedad, que otros. La muerte, si ocurre, se debe a fallos respiratorios.

Es aconsejable comprobar activamente en los sistemas de agua de hospitales para detectar y prevenir la propagación de la infección nosocomial (una infección adquirida en el hospital y cuyo desarrollo se ve favorecido por un entorno hospitalario como, por ejemplo, adquirido por un paciente durante una visita al hospital o un desarrollo de entre el personal del hospital, en su mayoría las infecciones por hongos y bacterias) por Legionella y residencias de ancianos. Según los datos de Control de Infecciones y Epidemiología Hospitalaria, neumonía intrahospitalaria por Legionella tiene una taza muy elevada de letalidad y puede alcanzar 28% y la fuente de infección es el sistema de distribución de agua.

Un nebulizador infectado puede ser también una forma de transmitir la legionelosis. Se han dado casos de personas que se han contagiado por compartir un respirador que tenia Legionella pneumophila dentro de un centro hospitalario.

En España la legionelosis, es una enfermedad de declaración obligatoria desde 1995 (Real Decreto 2210/1995 de 28 diciembre). Los casos y los brotes de legionelosis identificados en el Estado español se declaran desde los Servicios de Vigilancia Epidemiológica de las Comunidades Autónomas al Centro Nacional de Epidemiología, a través de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica. La información sobre el número de casos diagnosticados se completa con datos del estudio epidemiológico relacionado con su aparició;n, tanto en el ámbito comunitario como en el nosocomial ( en los hospitales). En España el número de casos y brotes sufre el aumento. En 2000 declararon 752 casos (taza de 1.91 por 100.000 habitantes) y en 2004 ya 1.074 casos. Los brotes declarados también sufren el crecimiento: 2000-2004 se notificaron 184 brotes con el número de afectados 1.825 personas y en 1994-1999 las cifras fueron 43 brotas y 488 enfermos. Estos datos proceden del centro Nacional de Epidemiología.

Tratamiento de Legionelosis

Legionella pneumophila es sensible a los antibióticos rifampicina y eritromicina, siendo la administración intravenosa de eritromicina el tratamiento de elección en la mayoría de los casos. También utilizan azitromicina, que ha demostrado ser más eficaz a la hora de penetrar en el tejido pulmonar. El tratamiento tiene una duración media entre 10-14 días.

Condiciones para sobrevivir de esta bacteria

Temperatura puede afectar el desarrollo de Legionella pneumophila de la siguiente manera:
-por encima de 70ºC- Legionella muere casi al instante.
-a 60ºC- en dos minutos mueren 90%.
-a 50ºC- dependiendo de la sepa en 80 a 124 mueren 90%.
-de 48 a 50ºC- se pueden sobrevivir, pero no se multiplican.
-de 32 a 42ºC -son los condiciones de crecimiento ideal.
-de 25 a 45ºC – gama crecimiento
-por debajo de 20ºC -se pueden sobrevivir, pero están latentes.

?Acumulación de agua: Es una bacteria acuática y puede sobrevivir en cualquier medio acuático artificial o natural.

?Presencia de nutrientes: Se desarrolla en las aguas estancadas, donde los protozoos (amebas), la materia orgánica, incrustaciones, materia de corrosión pueden dar las condiciones óptimas para su multiplicación. Las bacterias, amebas, protozoos en los sistemas de agua acumulan en interiores de las torres de refrigeración pueden formar biocapas (biofilm) que recubren la superficie. Las amebas y protozoos son hospedadores y amplificadores de Legionella. Se conocen cinco géneros de amebas y un género de protozoo, donde puede desarrollarse la bacteria Legionella.

Control de la fuente de transmisión de L. pneumophila

Según a las nuevas investigaciones, la bacteria L.pneumophila puede viajar hasta 6km de su fuente de transmisión aérea. Anteriormente se creía que la transmisión de la bacteria se limita a distancias mucho más cortas. En el periodo 2003-2004, en norte de Francia, un equipo de científicos franceses investigaban los detalles de una epidemia de legionelosis. Hubo 86 casos confirmados de esta enfermedad, de los cuales 18 resultaron en muerte. La infección se transmitía desde una torre de refrigeración en una planta petroquímica , y algunas personas afectadas vivían tan lejos como 6-7km de la planta.

Prevención y control de Legionelosis

Entre los factores principales de la prevención de la enfermedad se encuentra el conocimiento de la información sobre las condiciones que favorecen la transmisión de Legionella. El desarrollo de la enfermedad depende de la intensidad de la exposición a aerosoles, concentración de Legionella en aerosoles, el tiempo de exposición y de la susceptibilidad de la persona. Por eso, todos los métodos de control de la enfermedad, se entienden como las medidas que evitan las condiciones que favorecen del desarrollo de la bacteria. Entre estos factores se encuentran: la limpieza, control de temperatura del agua, posibilidad de la formación de aerosoles, además en las zonas donde las personas expuestas son especialmente susceptibles. Todo esto se puede resumir en los siguientes puntos:

1. Controlar la calidad del agua de entrada a la instalación.

Tratar el agua con cloro y que la concentración de cloro residual debe garantizar su calidad microbiológico.

2. Evitar su multiplicación y acumulación en el interior de la misma.

Para esto hay que controlar la temperatura de almacenamiento o distribución de agua. La temperatura óptima para el desarrollo de la bacteria es entre 25-35ºC.

3. Evitar y controlar la formación de biofilm, presencia de suciedad y acumulación de nutrientes.
4. Evitar su aerosolización, controlando la generación y el vertido de aerosoles.

El tamaño de las gotas es muy importante a la hora de la infección. Las gotas más pequeñas cuyo diámetro es inferior de 5 micromrtros llegan con más facilidad a las vías respiratorias.

5. Evitar el estancamiento del agua,especialmente en lugares con pequeño cantidad de agua
6. No utilizar los materiales que favorecen el crecimiento de microorganismos o difíciles de limpiar.
7. Realizar los análisis periódicos de muestras de agua e introducir los programas especiales de revisión, limpieza y desinfección de agua.

Las medidas preventivas, es aconsejable llevar una vida sana, evitar tabaco y alcohol.

Para evitar los brotes de legionelosis se deben controlar las zonas donde esta bacteria puede esconderse. Para esto se deben realizar cultivos de la bacteria. Si dan positivos- los médicos deben estar atentos a los posibles brotes de la enfermedad.

Los métodos de desinfección de agua desde sobrecalentar el agua o hiperclorarla hasta instalación de nuevas unidades de ionización también los métodos preventivos del brote.

Legislación sobre legionella

Existe la ley, Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la Legionelosis. La ley es de obligado cumplimiento, vigente y se aplica en todo el territorio de España. Publicado en:
“BOE” núm. 171, de 18 de julio de 2003 páginas 28055 a 28069 (15 páginas).
Sección: I. Disposiciones generales.
Departamento: Ministerio de Sanidad y Consumo.
Referencia: BOE-A-2003-14408.

Norma UNE 100030-2005 Guía para la prevención y control de la proliferación y diseminación de legionella en instalaciones.
Es una recopilación de guías específicas, ordenada por capítulos, donde describen de forma detallada las características de diseño, mantenimiento y evaluación de riesgo de legionelosis de cada tipo de instalación. Según el Artículo 6 del RD 865/2003, a la hora del diseño de las instalaciones y de su mantenimiento se debe tener en cuenta.
Es una guía importante, aunque no es de obligado cumplimiento. Se ha constituido en una importante fuente de consulta para la elaboración de programas de mantenimiento preventivo.

Guía técnica para las Prevención y Control de la Legionelosis en instalación (Ministerio de Sanidad y Consumo). Ver

Real Decreto 865/2003.
En el Decreto se clasifican las instalaciones implicadas en casos o brotes de la enfermedad en función de su probabilidad de proliferación y dispersión.
La clasificación de las instalaciones se base en los datos recopilados según su grado de contaminación con Legionella. Indican, que las instalaciones contaminadas con mayor frecuencia con legionella, son los sistemas de distribución de agua sanitaria, caliente y fría y los equipos de enfriamiento de agua, tales como las torres de refrigeración y los condensadores evaporativos, tanto en centros sanitarios como en Hoteles y otros tipos de edificios. Ver

Artículo 2

En este artículo se clasifican las instalaciones según su probabilidad de proliferación de Legionala. Sabemos, que Legionella pneumophila, es una bacteria que reside en aguas dulces y en algunas condiciones puede provocar las enfermedades como Legionelosis o la Fiebre de Pontiac. Las medidas de control se aplicarán a las instalaciones que utilicen agua en su funcionamiento, produzcan aerosoles y se encuentran ubicadas en el interior o exterior de los edificios de uso colectivo, instalaciones industriales o medios de transporte que puedan ser susceptibles de convertirse en focos de la propagación de la enfermedad, durante su funcionamiento pruebas de servicio o mantenimiento.
Según el grado de la probabilidad en la proliferación de esta bacteria, las instalaciones se clasifican en:

1. Instalaciones con mayor probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella.
1. Torres de refrigeración y condensadores de evaporativos. 2. Sistemas de agua caliente sanitaria (ACS) con acumulador y circuito de retorno.
3. Sistemas de agua climatizada con agitación constante y recirculación a través de chorros de alta velocidad o la inyección de aire (spas, jacuzzis, piscinas, vasos o bañeras terapéuticas, bañeras de hidromasaje, tratamiento con chorro a presión, otras).
4. Centrales humidificadoras industriales.

2. Instalaciones con menos probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella.
1. Sistemas de instalación interior de agua fría de consumo humano (tuberías, depósitos, aljibes), cisternas o depósitos móviles y agua caliente sanitaria sin circuito de retorno.
2. Equipos de enfriamiento evaporativo que pulvericen agua, no incluidos en el apartado 1.
3. Fuentes ornamentales.
4. Humectadores.
5. Sistemas de agua contra incendios.
6. Sistemas de riego por aspersión en el medio urbano.
7. Elementos de refrigeración por aerosolización, al aire libre.
8. Otros aparatos que acumulan agua y pueden producir aerosoles.

3. Algunos aparatos hospitalarios (para la terapia respiratoria) también pueden estar contaminados por la bacteria. Entre ellos:
1. Equipos de terapia respiratoria.
2. Respiradores.
3. Nebulizadores.
4. Otros equipos médicos en contacto con las vías respiratorias.

Artículo 8

En este artículo se describen los programas de mantenimiento en las instalaciones. Para cada tipo de instalación se establece su programa y este programa como mínimo tiene que contener los siguientes puntos:

1. Para las instalaciones de mayor probabilidad de proliferación y dispersión, se elaborarán y aplicarán programas de mantenimiento higiénico-sanitario adecuados a sus características e incluirán al menos los siguientes:
1. Elaboración de un plano señalizado de cada instalación que contemple todos sus componentes. El plano debe ser actualizado cada vez que se realice alguna modificación. En estos puntos o zonas críticos se debe facilitar la toma de muestra de agua.
2. Revisión y examen de todas las partes de la instalación para asegurar su correcto funcionamiento, estableciendo las zonas críticas, parámetros a medir y los procedimientos a seguir, así como la periodicidad de cada actividad.
3. Se elabora el programa de tratamiento del agua, que asegura su calidad. Se describen los productos, dosis y procedimientos, así como introducción de parámetros de control físicos, químicos y biológicos, los métodos de medición y la periodicidad de los análisis.
4. Programa de limpieza y desinfección de toda la instalación para asegurar que funciona en condiciones de seguridad, estableciendo claramente los procedimientos, productos a utilizar y dosis, precauciones a tener en cuenta y la periodicidad de cada actividad.
5. Debe existir un registro de mantenimiento de cada instalación que recoja todas las instalaciones, actividades realizadas, resultados obtenidos y las fechas de paradas y puestas en marcha técnicas de la instalación, incluyendo su motivo.

2. Para las instalaciones recogidas en el artículo 2.2.2, con menos probabilidad de proliferación de Legionella pneumophila.
Programas de mantenimiento higiénico-sanitario adecuados a sus características, e incluirán: el esquema de funcionamiento hidráulico y la revisión de todas las partes de la instalación para asegurar su correcto funcionamiento. Programas de mantenimiento que incluirá como mínimo la limpieza y, sí procede, la desinfección de la instalación. Las tareas realizadas deberán consignarse en el registro de mantenimiento. La limpieza de estas instalaciones será de, al menos, una vez al año, excepto en los sistemas de aguas contra incendios, que se deberá realizar al mismo tiempo que la prueba hidráulica y el sistema de agua de consumo que se realiza según lo dispuesto en el anexo 3.
En los anexos 3, 4 y 5 se recoge la información para las condiciones específicas de mantenimiento de sistemas de agua fría de consumo humano y caliente, mantenimiento las torres de refrigeración, bañeras con hidromasaje, etc.
El resto de instalaciones no se encuentran desarrolladas en el R.D 865/2003 por lo que las operaciones se basarán en las premisas relacionadas para sistemas similares y en las pautas de las Guías del Ministerio de Sanidad y Consumo.

Artículo 4

En el artículo se describen las responsabilidades de de los titulares de las instalaciones. Es decir, que los titulares de las instalaciones deben cumplir las normas descritas en este real decreto, son responsables y tienen que llevar al cabo los programas periódicos de mantenimiento, mejorar las condiciones estructurales y funcionales de la instalación (cada vez cuando son necesarias), llevar al cabo los análisis adecuados del agua (el control de la calidad microbiológica y físico-química del agua).

Artículo 13

Orden SCO/317/2003, de 7 de febrero, por la que se regula el procedimiento para la homologación de los cursos de Cursos de formación.
En este artículo se recoge la información sobre los programas de formación de todo el personal que trabaje en operaciones de mantenimiento higiénico-sanitario, el personal propio de la instalación o personal subcontratado. Todo este personal deberá realizar los cursos de formación específicos homologados por Ministerio de Sanidad y Consumo, se acuerdo con laOrden SCO/317/2003 de 7 de febrero.
También en el RD se puede encontrar la información sobre los biocidas que utilizamos. Todos los biocidas que se emplean para efectuar el tratamiento deben estar registrados. Para los productos químicos, que se emplean para el tratamiento de agua frío y caliente de consumo humano, existen sus normas especificas que deben cumplir los puntos dispuestas en el Real Decreto 140/2002 de 7 de febrero por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad de agua de consumo humano.

¡Contacte con nosotros!