Las ratas Madrid son una plaga que ha vuelto a resurgir con fuerza desde la huelga de limpieza de la capital en el 2013.

1429770354_fb327fecd4_qA pesar de que el parón duro tan sólo 13 días, fueron suficientes para lograr que diferentes animales e insectos anidaran en diversos puntos de Madrid, y que, a día de hoy, en vez de haberlos eliminado por completo, haya un mayor número de ratas Madrid e insectos varios y sean más resistentes.

Los barrios madrileños con mayor problema son los que se encuentran en las zonas del centro, Embajadores, Justicia, Palacio y Sol. Mientras que Tirso de Molina y Lavapiés por sus características, de barrios con casas bajas y antiguas y un alcantarillado muy poco profundo, además de la cercanía de los parques, hacen de estos dos barrios otro hábitat perfecto para las ratas Madrid. Este problema se une a la invasión de cucarachas y a las chinches de cama que también sufre Madrid, y desde la Consejería de Bienestar aconsejan contar con una empresa fiable de control de plagas, como Todoplagas, para que los expertos valoren y eliminen los molestos visitantes.

Las ratas en Madrid han encontrado, durante los meses de bonanza, los más cálidos, perfectos escondrijos en los parques de Madrid, entre las malezas descuidadas, y con la cercanía de las alcantarillas para poder resguardarse. Además, por la cantidad de bares y desechos de los mismos tanto en las basuras, como en las aceras, las ratas Madrid encuentran alimento fácilmente.

En los meses más fríos, estos roedores se alejan de los parques, acercándose a los edificios, ya que en estos pueden encontrar un escondrijo más cálido, por las calefacciones, y resguardo, además de alimentos humanos en abundancia.

A pesar de haber dos especies de ratas en España, la rata Madrid que se encuentra es la rata marrón (rattus norvegicus), que vive en las alcantarillas, y accede a edificios. Es muy buena escaladora y su alimentación principal son los cereales. Estas ratas Madrid, por los lugares donde suelen tener sus escondrijos también son fáciles de ver en el metro, donde causan problemas por el miedo que despiertan en muchas personas.

Además los problemas con roedores se han incrementado con la crisis por el gran número que locales cerrados o abandonados, y en caso que permanezcan abiertos, la falta de mantenimiento de los mismos, tanto en zonas céntricas como en polígonos hace que las ratas Madrid tengan espacios en los que cobijarse.

Por ello, en Todoplagas contamos con un plan de control de ratas Madrid, así como de prevención de las mismas, con técnicos especializados que darán pautas para no dejar que estas alimañas vuelvan, asegurando así a nuestros clientes el mejor servicio.

¡Contacte con nosotros!