España cuenta con una envidiable red de museos, colecciones privadas, galerías de arte así como un patrimonio artístico y cultural reconocido mundialmente que no están exentos del peligro de las infestaciones de plagas.

TodoPlagas es su aliado para la protección y defensa de nuestro legado más importante. Mantenga a salvo obras de arte, antigüedades y edificios de valor incalculable.

TodoPlagas, Su Empresa de Control de Plagas en Museos

Ante el más mínimo indicio o mejor aún, en labores de prevención, cuente con los servicios de nuestra empresa profesional de control de plagas en museos.

Nuestros  expertos técnicos especializados llevaran a cabo el tratamiento teniendo en cuenta las particularidades de su museo, obras de arte, galería, edificios históricos, etc. 

Cuenta con nuestro servicio rápido, eficaz y seguro.

Además, nuestro servicio está garantizado por escrito.

Proteja el patrimonio artístico y cultural de su museo con TodoPlagas, empresa inscrita en el ROESB, número de registro 538-cv.

Servicio de Control de Plagas en Museos

TodoPlagas, empresa de control de plagas, pone a su disposición un completo servicio de desinfección, fumigación, desratización y desinsectación llevado a cabo por nuestro personal técnico en Salud Ambiental.

Confíe en nosotros a la hora de contratar una empresa de control de plagas en museos y asegure el perfecto estado de cuadros, muebles, libros, documentos, animales disecados, tejidos históricos, obras de arte…

Cómo Controlar Plagas en Museos

A la hora de implementar protocolos de control de plagas en museos, las directrices no difieren de las seguidas para otro tipo de entornos como pueda ser un edificio, comunidad de propietarios o espacios de otra naturaleza.

En este sentido los aspectos centrales del control de plagas en museos serían:

  • Identificar la plaga.
  • Definir el umbral de acción.
  • Métodos de prevención de plagas.
  • Medidas para el control de plagas.
  • Evaluación de las acciones y medidas llevadas a cabo.

Se hace necesario el conocimiento de los hábitos y biología de las distintas plagas para tener una mejor comprensión de la situación y de los protocolos a aplicar.

Los insectos o animales como roedores causan desperfectos, daños materiales y pueden desencadenar situaciones de peligro, por ejemplo, al dañar instalaciones eléctricas, contaminación de alimentos…

Plagas Comunes en Museos

Una de las características de los museos, por la naturaleza y condiciones de los materiales guardados en ellos como por ejemplo (prendas o piezas de materiales textiles, insectos o animales conservados o artículos de materiales hechos con madera es que son perfectos para la proliferación de ciertas plagas si no se lleva a cabo un control adecuado.

Los insectos considerados como plagas que frecuentan un museo son: escarabajo de museo Anthrenus museorum, una plaga que puede provocar el daño a los artículos de museo o las muestras biológicas almacenadas; cucarachas que pueden comer la pintura de los cuadros o sus marcos, el pececillo de plata, Lepisma saccharina, que causa daños en los libros guardados y productos textiles, le gusta la pintura y el material que se emplea en la encuadernación de libros; polillas.

El ratón doméstico y la rata negra y gris son las plagas que pueden hacer muchísimo daño en los museos.

A continuación hablaremos un poco de algunas de las plagas más frecuentes en los museos.

Escarabajos en Museos

El escarabajo suele aparecer especialmente en lugares y materiales como alfombras o, como más tarde veremos ampliado, en momias o papeles pertenecientes a piezas de museo.

Igualmente este insecto puede aparecer en cubiertas para libros, cuero…

Pueden encontrarse varios tipos de escarabajos en museos como el escarabajo araña, eñ escarabajo del cigarrillo o el escarabajo de la galleta.

Polillas en Museos

El caso de la polilla es similar al escarabajo pudiéndose encontrar también debajo del suelo en edificios antiguos, chimeneas inutilizadas, prendas de vestir…

Destacamos el caso del Museo Americano de Historia Natural que reporta de la necesidad del control de plagas en ejemplares momificados, papeles… puesto que son favorables a la infestación de ciertas especies pudiendo llegar a ser un problema en las instalaciones museísticas.

El papel de los libros archivados, cubiertas para libros (por ejemplo, cuero), y / o encuadernaciones de libros pueden llegar a ser infestadas con plagas. Algunos ejemplos incluyen:

Lepisma en Museos

El lepisma (lepismatidae) o más comunmente llamado pececillo de plata que nos será familiar puesto que además de en museos también suelen aparecer en domicilios particulares especialmente en libros, necesitan para su supervivencia de humedad.

En el caso de los museos, se debe tener especial cuidado con aspectos como de prevención y control para evitar este tipo de intrusos como son una adecuada limpieza y la condiciones climatológicas como por pudieran ser las temperaturas o goteras.

Piojo de los Libros en Museos

La psocoptera (comúnmente llamado piojo de los libros) al igual que el pececillo de plata necesidades de humedades altas para sobrevivir. 

Pare evitar su aparición el control y la gestión del clima (uso de deshumidificadores) y la limpieza (limpiar el polvo, evitar hongos…).

Termitas en Museos

A nadie familiarizado con las termitas le extrañará que este insecto constituya otro de los peligros de los museos en tanto en cuento amenazan objetos hechos con madera tales como muebles, en este caso con siglos de antigüedad.

Las termitas en tanto en cuanto, en su fase larvaria se alimentan de madera, hacen peligrar estructuras (vigas de madera, travesaños…) o muebles (mesas, sillas, marcos de cuadros…). Por tanto es importante llevar a cabo la prevención y control de esta plaga en el ámbito de los museos.

Escarabajo de Museo

Este coleóptero de la familia de los derméstidos perteneciente a la especie anthrenus museorum tiene una longitud de 3 a 4 milímetros.

Presenta un color marrón oscuro casi negro, con tonos más claros en el extremo abdominal y con manchas blanquecinas. Su cuerpo tiene forma redondeada. En términos generales se le puede reconocer por una forma ovalada. 

Por su parte la larva presenta un aspecto de “cepillo” de forma oval y minúscula. Está también recubierta de pelos relativamente grandes, lo que le da el anteriormente mencionado aspecto de cepillo.

Esta especie de escarabajo se puede encontrar por toda Europa tanto en zonas rurales como en casas en zonas urbanas y durante todo el año.

Sus hábitos de vida pasan por libar flores en épocas estivales en el exterior de las casas en su edad adulta, puesta de huevos en nidos de pájaros y cuyas larvas se alimentan de residuos orgánicos desecados en dichos nidos.

Este escarabajo de museo es una de las plagas más peligrosas que puedan atacar a los museos, especialmente en aquellos donde se guarden y/o expongan animales e insectos disecados.

El peligro de esta plaga radica en la presencia de elementos, objetos, piezas hechas o que contienen materiales propicios para su desarrollo como seda, plumas, piel, cuerno… Especialmente dañino para los animales disecados.

La infestación de un museo con escarabajo de museo puede originarse por la existencia de un nido en materiales de aislamiento orgánicos como fieltro o lano,  en un doble techo…

Tratamientos de Plagas en Museos

Nunca nos cansaremos de recordar que el tratamiento de control de plagas en museos así como en cualquier otro de lugar dependerá del tipo de plaga, de las condiciones del lugar a tratar, materiales a tratar, extensión de las zonas a tratar.

No obstante, a nivel general podemos comentar que se deben extremar las precauciones a la hora de incluir nuevos elementos a una colección debido a si cuentan en su interior con polvo o algún insecto muerto (una mosca por ejemplo) estos materiales pueden servir de alimento a una plaga potencial con lo que la inspección y limpieza de las nuevas piezas es algo fundamental y valorar su posible tratamiento.

Un tratamiento que utilizado en museos aplicado a determinadas colecciones es la extracción de oxígeno. Para lo cual se deben sellar los elementos correctamente para posteriormente aspirar el aire introduciendo elementos que agotarán el oxígeno lo que crea un ambiente anaeróbico eliminando posibles larvas o plagas en dichos elementos.

Acerca del Control de Plagas en Museos

Cada vez que visitamos un museo, disfrutamos de los artículos existentes ahí, por ello es importante saber que se ha realizado el control de plagas en museos

La atmósfera de un museo nos llena de sensaciones extrañas; nos permite recibir los conocimientos, imaginaciones o descubrimientos de cómo era la vida durante de los siglos anteriores; tener la información sobre la evolución de nuestro planeta durante millones de años o del desarrollo de la civilización humana, tocar los fósiles, mirar los dinosaurios que vivían en Mesozoico y muchas -muchas cosas más. 

En los museos nosotros recibimos una gran dosis de educación estética o ambiental. 

Es en ellos guardan, conservan y exhiben objetos de valor científico, patrimonial, histórico, didáctico. Es decir, un museo, es un lugar específico que dar a conocer el mundo en general desde su inicio hasta el día de hoy.

En el mismo tiempo no tenemos que olvidar que todos los artículos almacenados son muy vulnerables. La sociedad humana, empleados de los museos, amantes de la belleza o, simplemente, los visitantes guardan estos “conservadores del tiempo”. 

Para la conservación en los museos es de vital importancia es mantener en el mejor estado las piezas que se atesoran en ellos. 

Estos ejemplares los constituyen los materiales variables y, según este material y su valor, requerirán uno u otro grado de mantenimiento. 

Las colecciones de los museos están expuestas a las acciones de múltiples agentes agresivos que los deterioran. El polvo, oxígeno, calor, frío y otros aspectos físicos juntos con la plaga en forma de hongos, microorganismos, insectos y roedores hacen daños a los artículos guardados, por lo tanto es necesario un control de plagas adaptado al lugar.

Dicho esto, el control de plagas en museos es algo delicado y se debe contar con un conocimiento específico para llevarlo a cabo.

A continuación comentamos una serie de aspectos que los profesionales del control de plagas en museos deben conocer para llevar a cabo su trabajo en óptimas condiciones,

Seguridad y Salud

Debido a la afluencia de públicos de todo tipo y condición, deben de extremarse las precauciones de cara a la utilización de pesticidas, especialmente por protección de la salud de aquellos más vulnerables: niños, ancianos, personas con algún tipo enfermedad.

Como premisa, se tratará de eliminar la plaga por otros medios antes de utilizar pesticidas (saneamiento, captura, medios mecánicos o físicos…) 

Si no hubiera más remedio, se aplicarán primero y limpiarán después los pesticidas únicamente con el personal del museo.

Protección y Seguridad

El valor incalculable de los elementos sobre los que se va a trabajar ya sea directa o indirecamente necesitan de una especial consideración, distinta al de otro tipo de actuaciones en lugares con elementos que carezcan de esta singular naturaleza. 

En este punto son claves las indicaciones y conocimiento del personal y expertos del museo. Es responsabilidad del técnico de control de plagas interiorizar procedimientos, dinámicas y políticas llevadas a cabo por el propio museo y su personal a fin de determinar la actuación óptima para el caso en cuestión.

Respeto

La singular naturaleza de las actuaciones de control de plagas en museos para por el respeto a las colecciones. Se debe anteponer con buen criterio, la protección de las obras, puesto que éstas son la razón de ser del propio museo.

Aspectos de vital importancia en estas circunstancias son el cuidado y trato de los objetos (que recordemos pueden tener varios siglos de antigüedad).

El manejo, tocamiento, movimiento de objetos aquí cobra un nivel crítico como en ningún otro lugar, siendo aconsejable dejarlo a los técnicos de conservación y personal del museo

No es baladí la existencia de un seguro de responsabilidad en estos casos por posibles problemas que puedan surgir, especialmente durante el desplazamiento de piezas.

Extremar la precaución con elementos y herramientas de trabajo como puedan ser linternas, objetos punzantes, marcadores, bolígrafos. Así como mirar por dónde se va para no tropezar con nada.

Profesionalidad

El profesional del control de plagas en museos debe contar con una documentación completa y suficiente de los métodos de control de plagas utilizados (donde se colocaron trampas, qué productos se utilizaron, en qué zonas se vertió determinado producto…). 

Igualmente la creación de reportes dirigidos a la organización del museo sobre la actuación generarán confianza, información de calidad para la toma de decisiones y sobretodo dar imagen de profesionalidad. 

Por último, un técnico de control de plagas en museos profesional necesita conocer todos los aspectos previamente comentados, puesto que los museos son un caso delicado dentro del control de plagas.

Nuestra empresa de control de plagas Todoplagas es capaz del control de plagas en museos y de proteger los artículos de valor histórico y científico que se atesora en los museos. 

Nuestros aplicadores-técnicos tienen costumbre trabajar en cualquier lugar infestado y actuar según el lugar: esto puede ser tanto el sistema de alcantarillado como el sitio muy delicado y bonito – un museo.

¡Contacte con nosotros!